21 septiembre, 2015 Social Media

¿Me gusta el «No me gusta?

Sabíamos que esto tendría que llegar. Todos hemos deseado en alguna ocasión poder disponer de un botón de “No me gusta” en Facebook cuando hemos visto algún comentario triste de alguno de nuestros contactos. El pueblo es soberano y la presión de los usuarios ha calado en la sede de Facebook. Por mucho que nos dijeran que no añadirían ningún elemento negativo a la plataforma, sabíamos que algún día llegaría. Y ya está a punto, según todos los rumores. Así que si Facebook añade un botón de “No me gusta”… ¿Cómo afecta a mi empresa? 

En estos momentos Mark Zuckerberg y su equipo están trabajando en alguna manera en que los usuarios podamos expresar nuestra disconformidad con algunos de los contenidos. Pero ¿cómo hacerlo?…. y… ¿por qué no lo ha hecho antes?

Lo único que tenemos claro es que no será la imagen del puño con el pulgar hacia abajo ¿Por qué? Pues sencillamente porque esto sería totalmente negativo para las empresas y, por ello, para los intereses comerciales de la red social. En WIMIT creemos que, dado que desde hace unos meses ya podemos expresar en las entradas nuestros estados de ánimo (“me siento…”), esta será la línea que supuestamente seguirán los desarrolladores de Facebook.

Y es que como decimos, no es viable un símbolo con el que podamos dar publicidad negativa a una empresa, producto o servicio: la competencia podría aprovecharse y dar muchos “No me gusta”, los clientes podrían dar su opinión mayoritaria sobre un producto que, por lo que sea, haya resultado fallido, etc. En WIMIT hemos tratado este tema un poco más alla. Y el «NO EXITO» de las estrellas que aparecen actualmente en la sección Opinion de las Fanpage de empresas, es un claro ejemplo. ¿Somo positivos? ¿O somos No Negativos? Puntuar a la baja en las empresas a supuesto que muchas de ellas no interactuaran favorablemente y el simple hecho de boicotear al enemigo es más fácil y tentador que el trabajo diario constructivo de la empresa. De ahí que la situación no sea tan fácil, por llamarlo de alguna manera.

Es más, si este nuevo “gesto social” logra tener éxito, lo más seguro es que las otras redes sociales se “contagien” y terminen integrando algo similar. Por último, el mayor temor que tienen (o deberían tener) las marcas es que este “no me gusta” termine siendo una poderosa arma del cliente para quejarse de la publicidad, llegando a penalizar o influir de forma negativa en esas empresas que bombardean al usuario con mensajes publicitarios demasiado frecuentes o invasivos. ¿Afectará este punto al SEO si nuestros comentarios, blogs y opiniones no son favorables? Estamos convencidos que Google tomará cuenta al respecto. Miedo tenemos si lo hacen efectivo.

En cualquier caso, este nuevo “botón” (o lo que finalmente termine siendo) puede ser uno de esos pequeños cambios que resulten definitivos para la red social (o para todas las redes sociales) y cuando debamos planificar campañas de marketing y estrategias de social media. Y es que este “No me gusta” puede mostrar una información muy valiosa tanto a las marcas como a los usuarios. Lo que está claro es que, sea cual sea el sistema que terminen eligiendo, es muy probable que acabe modificando los contenidos y el impacto de las marcas empresariales.

 

Tagged: , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


 

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Si quieres estar al día sobre las noticias y tendencias que se mueven en el Mundo de la Publicidad, el Marketing y la Comunicación, este es el lugar perfecto.

Esta infomación nunca será compartida con terceros