1 septiembre, 2015 Social Media

Las Marcas Blancas

En los últimos años estamos asistiendo a importantes cambios en la forma de consumir. La crisis económica nos afecta a todos y ha hecho que cambiemos nuestros hábitos y modifiquemos nuestras prioridades, poniendo en primer lugar el ahorro.

Debido a esta necesidad de aprovechar hasta el último céntimo, el consumidor medio ha ido optando poco a poco por las llamadas “Marcas Blancas” que ofrecen a priori mejor precio con las mismas características (o muy parecidas) que las marcas de primer nivel.

Qué es una marca blanca

En primer lugar diremos que la identificación de la misma es incorrecta. Debería llamarse Marca del Distribuidor, o Marca Genérica, o Marca Propia. La “Marca Blanca” tomó su significado de los envases donde solamente aparecían el nombre del producto y sus ingredientes, como era el caso de los productos de alimentación de grandes superficies. No existía fotografía alguna e información adicional. Pero las grandes empresas de distribución vieron aquí un filón de negocio con mejores márgenes de beneficio ya que eran productos carentes de publicidad y promoción. De ahí su derivación posterior en el tiempo por parte del cliente en “Marca Blanca”.

Hace unos años la opinión predominante era que si un producto era más caro que otro similar sería porque lo merecía bien porque tenía una mayor calidad o simplemente la marca que lo amparaba nos proporcionaba una mejor confianza. Hoy en día, esta idea ha ido cambiando: tal vez lo barato no sea todo lo óptimo que deseamos pero, al menos, nos cuesta menos.

Poco a poco varias “Marcas Blancas” han ido posicionándose para ocupar un lugar en la mente de los consumidores que antes estaba ocupada por las marcas “de siempre”. Todos conocemos marcas que tienen el precio bajo como principal insignia y que actualmente poseen su propia línea de productos, en casi todas las categorías, y que se disputan frontalmente el “afecto” de los clientes.

Actualmente muchas de ellas están siendo las preferidas de la mayoría de los consumidores. Incluso adaptan el lenguaje publicitario de las marcas originales. Auchan, Hacendado, Producto Carrefour… son nombres más que conocidos por todos nosotros y aceptados como iguales a otras marcas señeras.

Calidad y Garantía

Desde siempre muchas marcas han tenido una segunda línea de productos “más económicos” con otro nombre. En el caso de las “Marcas Blancas” se trata de fabricantes de primera línea que producen el mismo producto pero lo etiquetan para la marca en particular, con lo que la calidad es la misma pero con una suculenta bajada de precio. Así su prestigio comercial no se verá perjudicado con productos de segundo nivel.

Y no solo es la calidad. Si estuviéramos hablando de productos tecnológicos, diremos que estos también tienen todas las garantías del fabricante, ya que por ley del Ministerio de Industria deben cumplir los mismos requisitos de consumo que cualquier otro producto de primer nivel. Así el consumidor se sentiría amparado ante un aparato defectuoso o posible estafa.

Y es que si antes elegíamos un producto por su marca, aunque costase más, ahora preferimos buscar nuevas opciones más “blancas”, pero que ha llegado a ser tan familiar como las más veteranas y que han conseguido ganarse nuestra confianza. Así que la pregunta es ¿Existen las “marcas blancas” o se han convertido en “marcas de siempre” con otro color?

Tagged: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


 

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Si quieres estar al día sobre las noticias y tendencias que se mueven en el Mundo de la Publicidad, el Marketing y la Comunicación, este es el lugar perfecto.

Esta infomación nunca será compartida con terceros