22 noviembre, 2015 Social Media

La economía en Internet está en manos de cinco empresas

Decía un profesor de Historia: “lo único que hace falta para que la Humanidad vuelva a la Edad Media es que no haya electricidad”.

Pensémoslo un momento. Todo en nuestro mundo está controlado por ordenadores: cuentas bancarias, aviones, gasolineras, medios de comunicación… incluso nuestro historial médico. ¡Todo! Y tan solo hace falta que el enchufe al que está conectado ese ordenador ya no funcione para que todo se vaya al traste.

Pero no nos vayamos tan lejos. Si como decimos, toda nuestra vida está dirigida por la informática, deberíamos preguntarnos qué es más importante ¿el hardware o el software? Hasta hace poco era el hardware la base vital de las operaciones de todo tipo, pero ahora son muchos los sectores que han dado un paso adelante, y el económico y empresarial es uno de ellos.

Hoy en día la infraestructura económica de Internet es puramente virtual. Todo está en una nube controlada por un puñado de empresas tecnológicas. Búsquedas online, mensajería, apps y, sobre todo, almacenamiento son ahora mismo herramientas indispensables para la mayoría de empresas y de usuarios. Sin ellas no podrían trabajar. Y lo saben.

Si echamos la vista atrás y observamos las ganancias (astronómicas y en aumento) de las capitalizaciones bursátiles de las principales compañías en Internet, podremos ver casos como los de Facebook (por ejemplo) con un aumento interanual del 41% en sus ingresos trimestrales. Casos similares son los de los otros gigantes: Microsoft, Amazon o la ahora empresa matriz de Google, Alphabet. Estas son las compañías que realmente dominan Internet. Cualquier empresa que intente establecer su marca en el mundo virtual debe contar con casi todas ellas: Facebook por su elevado número de usuarios activos diariamente (unos mil millones), Google, por ser la principal fuente de búsqueda en todo el mundo (y no hablemos de SEO) o Amazon como el mejor escaparate para vender su producto.

Pero para que estos gigantes tengan tal cantidad de clientes, antes han tenido que invertir millones en hardware y software, e incluso ofrecer cientos (o miles) de servicios gratuitos con los que han conseguido enganchar millones de usuarios que, ahora, estarían perdidos sin sus servicios.

En poco tiempo estas empresas darán el siguiente paso que es ofrecernos estos mismos servicios, tal vez ligeramente mejorados, pero pagando por ellos. Es cierto que existen (y existirán) muchas soluciones alternativas gratuitas (al correo de Google, por ejemplo), pero habrá varios factores que harán que la mayoría siga con las marcas principales. La calidad del servicio o la comodidad será otra de las claves, ya que tendremos tantos datos almacenados en sus respectivas nubes que preferiremos seguir con ellos en vez de tener que mover TB de datos.

El resultado, como decimos, está claro. Llegará más tarde o más temprano, pero es inevitable. Las mayores empresas están tomando posiciones (económicas y estratégicas) y los usuarios seremos fieles seguidores de sus decisiones. No tendremos opción.

 

Tagged: , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


 

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Si quieres estar al día sobre las noticias y tendencias que se mueven en el Mundo de la Publicidad, el Marketing y la Comunicación, este es el lugar perfecto.

Esta infomación nunca será compartida con terceros