29 diciembre, 2015 Social Media

¿Por qué compro lo que compro?

Os vamos a contar el secreto que todas las marcas quieren conocer. La piedra filosofal de cualquier tipo de comercio. La clave para que los clientes vayan a tu tienda. Muy sencillo: escuchar al consumidor. Tan fácil y tan complicado. Escuchar a nuestro público potencial, saber cuáles son sus intereses y sus necesidades para así poder ofrecérselos y ganarnos su confianza y fidelidad. Pero ¿cómo se logra?

La tecnología conlleva una amplia oferta que, en muchos casos, provoca una saturación en el consumidor. Por eso las marcas compiten continuamente con dos objetivos básicos: destacar frente al resto y fidelizar al cliente para mantenerle cerca. Para lograr esta ansiada fidelización, buscan que el cliente se identifique con ellos, con sus valores y sus productos, creando una conexión que vaya más allá de lo simplemente comercial.

El cliente, por su parte, busca inmediatez y la máxima facilidad para comprar lo que necesita. Por eso, la mayoría de los usuarios utiliza la Red como principal fuente de información y también como canal de compra.

Mediante internet se puede ahorrar tiempo en las compras, hacerlo de una forma más cómoda y desde cualquier lugar a través de los dispositivos móviles. Además, nos llevan el producto a casa, sin tener que estar sujetos a los horarios de apertura de los comercios.

Para competir con esta situación, el comercio físico tradicional debe reinventarse y convertir la compra en una experiencia mucho más personalizada, donde la ambientación importa tanto o más que el producto en sí.

El sector retail tradicional debe aprovechar las nuevas tecnologías. Una web funcional y bien diseñada y el uso correcto de las redes sociales son dos herramientas indispensables para satisfacer al cliente. Logran un acercamiento, una identificación del cliente con la marca que no se consigue de ninguna otra manera. Y es que gracias a ellas podemos encontrar nuestro target como empresa y hacer que el consumidor se dirija a nosotros directamente, sin intermediarios, facilitando la información en ambas direcciones.

Es importante interactuar a través de ellas, pero lo es aún más ser siempre sinceros y transparentes con nuestros clientes, porque su respuesta es nuestro mejor altavoz. Un tuit de un cliente insatisfecho puede transformarse en una grave crisis de reputación. Como marca debemos estar preparados para solucionar situaciones de este tipo y además ofrecer una contrarréplica mediante políticas comerciales transparentes y legítimas. En WIMIT ya te hemos hablado de cómo empresas como Donetes o Zara gestionaron sus crisis de reputación online. Porque si hemos realizado nuestro trabajo de forma correcta, atendiendo a los consumidores con eficacia y sinceridad, serán ellos mismos nuestros mejores defensores.

El último factor de decisión de compra es la opinión de lo otros, sobre todo si son figuras relevantes o influencers. A través de sus canales y perfiles sociales estos personajes populares juegan un importante papel. Pero, como con todos los datos, lo importante es monitorizar y analizar la repercusión generada por estos influencers y actuar en consecuencia.

AUTOR: Fernando Cantillo

Tagged: , , , , , , ,

Comments (2)

  1. Buenas,
    Me gustaría daros la enhorabuena por vuestros posts; muy interesantes,variados,prácticos y curiosos
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


 

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Si quieres estar al día sobre las noticias y tendencias que se mueven en el Mundo de la Publicidad, el Marketing y la Comunicación, este es el lugar perfecto.

Esta infomación nunca será compartida con terceros