2 junio, 2016 Social Media

¿Hacia dónde va Disney?

Desde que comprara Pixar, Marvel y Star Wars, parecía que Disney se había olvidado de sus raíces, sus productos típicamente Disney pero no ha sido así en absoluto.

Igual que ha hecho con las grandes familias de superhéroes de Marvel, Disney ha creado una estrategia a medio-largo plazo que camina a paso lento en su primera fase, pero que va poniendo sólidos fundamentos para los próximos lanzamientos.

Con Marvel, como decimos, la ahora gigantesca compañía ha ido creando un universo cinematográfico bien forjado, yendo poco a poco, analizando en cada película los resultados financieros, pero también creativos. Ahora mismo, ya están programadas películas hasta el año 2019 (aunque tiene proyectadas tres películas sin determinar para el año 2020), igual que con Star Wars, cuyo episodio IX llegará a nuestras pantallas en diciembre del 2019.

Pues de la misma manera, Disney pretende revitalizar su catálogo clásico mediante películas en acción real. Todo comenzó en el año 2010, cuando se estrenó Alicia en el País de las Maravillas. Con un reparto muy cuidado y con uno de los directores más mediáticos del cine contemporáneo, Tim Burton, la película fue el globo sonda que la compañía lanzó para comprobar el resultado de este experimento. Y el resultado fue un rotundo éxito de público y crítica, recaudando cinco veces lo que había costado. Así pues, el camino estaba claro. Pero, con lo aprendido en otras sagas, Disney prefirió ir despacio.

En el 2013 volvió a intentarlo con un reparto muy llamativo (James Franco, Mila Kunis, Rachel Weisz, Michelle Williams) dirigido por un director también muy querido por el fandom: Sam Reimi. Oz, un mundo de Fantasía no tuvo los resultados esperados, aunque consiguió recaudar el doble del presupuesto.

El siguiente paso sería una versión apócrifa de Blancanieves centrada en la bruja malvada. Maléfica (2014). Con un presupuesto bastante ajustado (debido al modesto éxito de la anterior), logró mejores resultados económicos, suficientes para seguir el plan trazado.

Así, poco a poco, Disney ha ido dándonos una saga sin apenas darnos cuenta, hasta hoy en día dónde venimos del estreno, hace tan solo unas semanas, del enorme éxito (de taquilla, público y artístico) de El Libro de la Selva, o el mucho más reciente aún Alicia a través del espejo.

Lo siguiente ya está preparado y a punto de llegar: ya podemos ver el teaser de Peter y el Dragón, que se estrenará este próximo mes de agosto, o el de La Bella y La Bestia, que se estrenará en 2017.

Vistos los buenos resultados de, sobre todo, las últimas películas, y comprobado que el público quiere ver estas nuevas adaptaciones, ya tenemos varias películas en pre producción: Pinocho, Dumbo, precuelas de La Cenicienta o de 101 Dálmatas, centrada en Cruella.

No, definitivamente Disney no se ha olvidado de sus clásicos. Lo que ha estado es preparándonos para que estemos dispuestos a recibir estas películas en acción real con los brazos abiertos. Sin duda, una buena estrategia de marketing de empresa. Esa de la que tantas y tantas veces hemos hablado en WIMIT, y que la empresa estadounidense ha sabido llevar a cabo con mucho acierto.

AUTOR: Fernando Cantillo

Tagged: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


 

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Si quieres estar al día sobre las noticias y tendencias que se mueven en el Mundo de la Publicidad, el Marketing y la Comunicación, este es el lugar perfecto.

Esta infomación nunca será compartida con terceros