15 octubre, 2016 Social Media

Fomentar el talento digital de los millennials

Según el informe “Rol de los C-level en la transformación digital”, elaborado por la Asociación Española de Directivos, la Asociación Catalana de Empresas Consultoras y la consultora multinacional Everis, fomentar el talento digital de los millennials y la capacidad de colaboración interna y externa son las claves para ser un directivo digital.

El principal reto al que se enfrentan los C-level es mantener unida la empresa y crear un ecosistema de alianzas estratégicas tanto dentro como fuera de la misma. Y es que la generación de los millennials se caracteriza, entre otros rasgos, por la falta de fidelización a la empresa.

La irrupción de esta generación como clientes es cada día mayor en el mercado, imponiendo poco a poco su visión del mundo y cómo interactúan con el entorno. Por eso, los directivos deben integrar y fomentar en el seno de sus organizaciones el talento de los millennials.

Las empresas deben evolucionar y tener la vista puesta en el futuro porque ya no basta con ser eficientes en lo que hacemos, es imprescindible cuestionarnos si lo seguiremos siendo dentro de 2, 5 o 10 años. Y no podemos pensar que nuestro producto es inmune: recordemos los casos de empresas “intocables” como Nokia.

Esta transformación digital no es solo tecnológica, sino que también es cultural, donde las personas son un factor clave y, entre ellas, los ejecutivos deben organizar y facilitar este cambio.

Según el informe, los directivos “deben convertirse en líderes digitales y han de fomentar el talento digital y el desarrollo de las competencias digitales de la plantilla como palancas clave para el éxito de la transformación”.

La experiencia de cliente como clave para el éxito de la empresa

Se ha percibido una baja tolerancia al fallo por parte de los clientes: el 40% de los compradores online abandonan la transacción tras unos tres segundos de espera. Para ello, según el informe, la adaptación tecnológica ayudará a las empresas en tres niveles: orientación al cliente, organización interna e innovación en torno a modelos de negocio.

En resumen, las empresas deben transformarse para conseguir ser lo que el cliente precisa. Y este cambio debe venir impulsado y dirigido desde la clase directiva, desde la que se irá compartiendo a través de todo el organigrama de la organización. La clave está en potenciar el talento de las personas, como parte integrante del desarrollo de la empresa.

AUTOR: Fernando Cantillo

Guardar

Tagged: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


 

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Si quieres estar al día sobre las noticias y tendencias que se mueven en el Mundo de la Publicidad, el Marketing y la Comunicación, este es el lugar perfecto.

Esta infomación nunca será compartida con terceros