29 marzo, 2016 Social Media

Ese oscuro objeto de deseo

La imagen de la mujer ha sido durante décadas un tema que ha centrado muchos debates en el mundo publicitario. En los años sesenta, los anuncios en España mostraban a una mujer ama de casa sumisa, feliz y resignada a cuidar de la familia. Con el paso del tiempo, esa imagen ha ido poco a poco cambiando ¿o no?

Año 1967. La bebida espirituosa Veterano lanza un eslogan que dice: Dame Veterano, esto te voy a dar y todo acompañado de una pareja que por la disposición de los elementos transmitía un mensaje machista dirigido a las propias mujeres.

La publicidad española de los años ochenta se vio afectada sin embargo por los cambios sociales y políticos. Se lanzaban anuncios protagonizados por mujeres activas, trabajadoras y dinámicas. Una muestra fue el anuncio de Centella en el que se exponía la idea de que la mujer merecía tiempo para sí misma y por eso dicho producto le hacia la limpieza más fácil y rápida. Sucedía lo mismo con el caso del lavaplatos Fagor, donde la propia mujer decía: ¿Esclava yo? ¡No volveré a fregar nunca más!

La década de los noventa fue la que causo más revuelo y más comentarios en el mundo publicitario. La mujer empezó a usarse como objeto sexual desde dos perspectivas; una mujer preocupada por estar guapa y gustar a los hombres; y por otra, el cuerpo de la mujer como un reclamo sexual.

Uno de los casos más sonados fue el anuncio de Citroën, en el que se mostraba el coche durante apenas unos segundos, mientras que la imagen de una mujer desnudándose ocupaba todo el espacio publicitario. Otro espot que causó muchos comentarios fue el de la marca de perfumes Jacq’s, que aún hoy en día sigue siendo uno de los más recordados por su famoso claim y por su modelo vestida con un traje de cuero. Y es que, como hemos contado en WIMIT, publicidad y sexo es el binomio perfecto.

Las funciones de las mujeres se fueron ampliando a medida que pasaron los años, aunque aún hoy en día las grandes compañías continúan usando la imagen de la mujer como gancho publicitario. Un ejemplo son las últimas cuñas de Bruno Banani y la revista Man, ambas publicadas en el 2012, donde el sexo sigue siendo el protagonista.

Anuncios como estos han provocado enérgicas respuestas. #Somos mujeres no objetos es la más reciente. Se trata de un vídeo lanzado en redes sociales que tiene intención de promover un cambio definitivo a la presencia del sexo femenino en la publicidad.

Durante estas primeras décadas del siglo XXI, sin embargo, parece que la tendencia empieza poco a poco a cambiar y se han publicado campañas que destacan la figura femenina por encima del resto. Es el caso de Puntomatic y su anuncio Ellos también pueden, en el que se apuesta por hacer un reparto justo de las tareas del hogar, pero con un toque de humor.

Está por ver qué pasa en los próximos años y si el hombre se convierte ahora, como parece que está empezando a suceder, en el nuevo objeto de deseo de los anuncios publicitarios.

AUTORA: Kendy Arias

Tagged: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


 

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Si quieres estar al día sobre las noticias y tendencias que se mueven en el Mundo de la Publicidad, el Marketing y la Comunicación, este es el lugar perfecto.

Esta infomación nunca será compartida con terceros