11 mayo, 2016 Social Media

El posicionamiento de una web en páginas como 1&1

Existen soluciones que nos permiten crear una página web de forma muy sencilla, casi como si fuera cortar y pegar. Nos facilitan variedad de diseños y plantillas, consejos y ayuda, e incluso nos dan el alojamiento necesario. Son páginas como 1&1 o Wix, entre otras, que a ojos de usuarios con poca experiencia puede parecer una solución cómoda. Entonces, ¿por qué tienen mala fama?

¿Cómo funcionan?

Son aplicaciones SAAS (software as a service) que ponen a nuestra disposición una herramienta (un software en este caso) que permiten que cada uno hagamos una página web de una manera sencilla sin tener ni idea ni de programación… ni de WordPress. Son fáciles de usar y se suele comenzar con un servicio limitado gratuito que para muchos es más que suficiente. Si lo que queremos hacer es una página de empresa, entonces deberemos acudir a sus opciones de pago.

Entonces… ¿cuál es el problema?

Si como es habitual, comenzamos adquiriendo un servicio gratuito, obtendremos un hosting con publicidad y con el dominio de la empresa (por ejemplo: tudominio.wix.com), lo mismo que hace WordPress.com, pero al contrario que WordPress.org. Y hasta cierto punto es lógico, ya que utilizamos sus servidores. Si queremos un dominio personalizado deberemos elegir la opción que más nos convenga por precio y prestaciones.

Pero cuando llevamos un tiempo, el servicio que nos ofrecen estas empresas se nos quedará corto por varias razones: no podemos acceder al código fuente de la web para usar CSS o HTML, por lo que la plantilla no podrá ser personalizada y por tanto, nuestra web se verá igual que la de miles de usuarios que como nosotros la han elegido.

Otro problema es, sencillamente, que la web no es nuestra. Se trata de es un servicio alquilado que incluye la herramienta de diseño junto al hosting. Esto implica que, por ejemplo, si estas empresas cerraran perderíamos todo. Además, es casi imposible exportar una página creada en estos servicios a un servidor externo. Wix, por ejemplo, no lo recomienda porque “si transfieres tu dominio fuera de Wix, este ya no se encontrará automáticamente conectado a tu sitio”. Por eso, deberás conectar tu dominio de forma manual, utilizando los servidores de Wix. Y esto si no tienes contratado un servicio de correo. Que esa es otra historia.

Estas páginas también presumen de utilizar un diseño responsive, imprescindible porque, como sabemos, Google lo exige para que nuestra web se vea de forma correcta y atractiva en los dispositivos móviles, sobre todo en los smartphones. Sin embargo, la realidad es que estos diseños son demasiado simples.

Por último, no podremos cambiar de plantilla una vez creada, sino que deberemos crear otra página nueva desde cero, bien conectando la vieja a la nueva, bien pasando todo el contenido manualmente.

Pero el principal problema es el posicionamiento SEO, lo que repercute drásticamente en las visitas a nuestra web.

Pobre posicionamiento

1&1, Wix y el resto de empresas similares afirman que sus páginas están optimizadas para los buscadores: nos sugieren palabras clave y enlaces (aunque de forma automática), nos ofrecen estadísticas y consejos más o menos generales para optimizar contenidos, título, descripción, etc.

Wix, por ejemplo, “garantiza que tu sitio será indexado por los motores de búsqueda”. Sin embargo, “la posición en la que aparece en los resultados de los buscadores depende de cuánto trabajo pongas en la optimización de tu sitio. Somos nosotros, por tanto, los que debemos realizar el trabajo. De hecho, la función de permitir que los motores de búsqueda muestren nuestro sitio viene desactivado por defecto.

Incluso hay quien afirma que la optimización para buscadores “no es compatible con todos los gestores de contenido” como Wix. Por ejemplo, no podemos hacer el SEO de cada uno de los artículos o páginas del blog que tengamos en estas páginas, ni de los objetos de la tienda, ni de las imágenes a pesar de que utilices los metadatos. No hay problema a la hora de editar estas etiquetas en la home, pero si analizamos el código de una página interior que en la que también las hayamos editado, no siempre se reflejarán los cambios.

Debemos indicar que algunos, como Wix, utilizan Ajax Crawling para ayudar a los motores de búsqueda, pero no siempre dan los resultados más óptimos.

En las páginas de ayuda de estos sistemas, WIX  comenta que “en general, conseguir un buen puesto puede tomar años y una cantidad considerable de esfuerzo y dinero (para los especialistas de SEO)”. Personalmente, esta afirmación nos genera serias dudas de su funcionalidad. Falta decir: Para los que sois amateur…¡ni te cuento!

Conclusión

Estos servicios web tienen una utilidad innegable para algunos usuarios: son muy fáciles de usar, tienen muchas plantillas donde elegir con resultados muy visual y existen algunas funciones extras dependiendo del tipo de web que queramos crear.

Sin embargo, hemos visto que la versión gratuita suele ser demasiado limitada ya que no podemos cambiar de plantilla. Tampoco tenemos acceso al código fuente, con lo que no podemos personalizar la web según nuestros gustos o necesidades y el blog es especialmente limitado, lo que repercute negativamente en el SEO.

Este tipo de páginas nos ofrecen una forma sencilla y rápida de crear nuestra web o nuestro blog, ideales para un uso personal, para el que no quiera más que publicar sin preocuparse por el posicionamiento en los buscadores. Sin embargo, si tenemos una empresa o queremos promocionar nuestra marca profesional, deberemos tener muy en cuenta todo el SEO. Así que, este tipo de páginas, pese a que atienden a algunos aspectos, se quedan muy cortas en este sentido.

Si no nos preocupa captar nuevos clientes, o si ya tenemos nuestro pequeño negocio y solo queremos que sea una ventana para los que nos conocen, estas páginas son una forma cómoda de lograrlo.

Atraer tráfico a nuestra web, hacernos visibles en internet y aparecer en los primeros resultados de búsqueda requiere un gran trabajo y tener en cuenta muchos factores: los algoritmos de los buscadores (sobre todo Google del que ya hemos hablado en WIMIT), el uso de las palabras clave, las etiquetas y metadescripciones, el uso de enlaces internos y externos, y un largo etcétera requiere de una labor concienzuda y continuada y para nada automática en que intervienen muchos elementos (los algoritmos de Google, estudios de nuestro sector en Internet, la buena utilización de Google Adwords y Google Trends o la medición de nuestra competencia)

Por eso en WIMIT recomendamos ponerse en mano de profesionales para que nuestra web esté correctamente definida (bien con estas plataformas o no) y así obtener los resultados deseados, haciendo nuestra página profesional y, sobre todo, más relevante.

AUTOR: Fernando Cantillo

Tagged: , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


 

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Si quieres estar al día sobre las noticias y tendencias que se mueven en el Mundo de la Publicidad, el Marketing y la Comunicación, este es el lugar perfecto.

Esta infomación nunca será compartida con terceros