4 julio, 2016 Social Media

Construyendo imagen de marca ladrillo a ladrillo

Lego es actualmente una de las mayores empresas jugueteras del mundo y, lo que es más importante, una de las más queridas por los clientes. Y todo se debe a su magnífica estrategia de marketing.

En el año 2014 se estrenó la Lego película. Recaudando casi quinientos millones de dólares en todo el mundo, hizo que todos, grandes y pequeños, acudieran corriendo a las tiendas, aumentando las ventas en un 11%, según cifras de la propia empresa. Pero esta película fue mucho más.

El filme se convirtió, como señaló Pablo Smithson en The Guardian, en la herramienta definitiva de comercialización de contenidos de la marca. No solo hizo que los niños deseasen tener esos juguetes, si no que devolvió a los adultos la ilusión que tenían hace años para que, también, queriesen ir corriendo a la tienda. La idea es “no importa la edad que tengas, puedes jugar con esto” y realmente funcionó.

Hasta entonces, como es natural, Lego estaba en las redes sociales y con un éxito considerable de cifras, pero le faltaba lo más importante: interactuar con sus clientes.

Creando una comunidad

Lego hace tiempo que cuida de sus clientes, es cierto, pero en los últimos años esta tendencia ha ido creciendo y dando sus frutos. Crearon “Mi red Lego”, una red social solo para aficionados a este juguete, para más tarde ampliarlo con páginas especializadas para sus productos más exitosos como las líneas de Star Wars o de El Señor de los Anillos. Pero estas nuevas páginas no se limitaban a ser un catálogo online, añadieron juegos, películas animadas, descargables como páginas para colorear, etc.

Pero la inclusión definitiva de los usuarios en la propia marca llegó con Lego Creator, donde se anima a los aficionados a mostrar sus creaciones originales. De esta manera Lego alienta a sus clientes, haciéndoles sentirse parte de la marca, mientras que indirectamente sigue siendo una magnífica publicidad.

Pasos en una estrategia modélica:

  • Hay un mensaje más profundo detrás del contenido. La idea central es que debemos usar la imaginación. Y, como hemos dicho anteriormente, da igual la edad que tengas. Así amplían enormemente el público objetivo.
  • Hacen sentir a los clientes como parte de una familia. A los usuarios se les da la oportunidad de interactuar con otras personas de gustos afines. Al ser estos los propios creadores de la comunidad, aumenta la fidelización a la marca, de la que hemos hablado tanto en WIMIT. El contenido de esta red (imágenes, vídeos, anuncios, intercambios, etc.) los crea la propia comunidad: la marca no debe crear este contenido y, además, es un estupendo campo de estudio de tendencias y gustos de los usuarios.
  • Transforma temas del gusto mayoritario, pero adaptándolos a la marca, para no perder su identidad. Películas y sagas de gran éxito (Star Wars, El Señor de los Anillos, Harry Potter), temas de actualidad (celebraciones reales han sido objeto de piezas de coleccionista confeccionadas para la ocasión), y todas las comunidades posibles (históricas, profesionales, etc.) no hacen sino dar constancia de que Lego vive en el mismo mundo que sus clientes, y les ofrece lo que les interesa.

AUTOR: Fernando Cantillo

Tagged: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


 

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Si quieres estar al día sobre las noticias y tendencias que se mueven en el Mundo de la Publicidad, el Marketing y la Comunicación, este es el lugar perfecto.

Esta infomación nunca será compartida con terceros