5 septiembre, 2016 Social Media

Cómo convertir un negocio tradicional en un eCommerce

Uno de los mayores errores que todos los emprendedores cometemos es buscar una idea de negocio en nuevos productos, relacionados normalmente con la tecnología, cuando olvidamos algunos productos más tradicionales que llevan años comercializándose y que seguirán haciéndolo.

Imaginemos que tenemos una pequeña ferretería y que llevamos atendiendo más de veinte años ¿Se seguirán vendiendo por ahora artículos como herramientas o pomos de puerta? Pues claro que sí. Y no solo eso, si nos detenemos a pensarlo un momento, tenemos veinte años de experiencia en ese sector, con todo lo que ello implica: buen conocimiento del mercado, importante cartera de clientes y de proveedores (con los que tendremos buenas condiciones de precio), experiencia al controlar un stock, etc. Todo eso puede (y debe) ser llevado al eCommerce.

Debemos aprovechar todos esos conocimientos y contactos para crear una tienda en internet sin miedo, ya que como vemos no empezamos de cero, si no que tenemos mucho camino adelantado.

Con unas pocas reglas básicas de SEO, de las que hemos hablado tantas veces en WIMIT, podemos crear una pequeña página web que cuide el SEO y que sea atractiva a los clientes antiguos, así como a los futuros. Debemos prestar atención al diseño de la página (clara y sencilla) y a nuestro “catálogo online”, donde la experiencia de compra sea lo más fácil posible: cuantos menos datos tengan que facilitar los usuarios, más éxito tendremos.

El siguiente paso es la promoción. Hoy en día es básico estar en algunas redes sociales, las que mejor se adapten a nuestro negocio: Facebook será inevitable pero también de gran ayuda dada la gran cantidad de información que recibiremos de nuestros posibles clientes.

Después crearemos un blog (incluido en nuestra página web) donde hablaremos no de nuestro negocio, sino de temas relacionados. El objetivo es atraer tráfico interesado en nuestros productos desde las búsquedas en internet. Tanto en el blog como en las redes sociales, aprovecharemos toda nuestra experiencia en el sector: en uno creando contenidos que sabemos que interesan a los clientes (ya nos han preguntado muchas veces tras el mostrador de nuestra tienda); en las redes, contestando a sus dudas y aconsejándoles sobre el tema que dominamos.

No obstante, todo esto no servirá de mucho si no contratamos a profesionales que conozcan todo lo relacionado con el posicionamiento SEO y el diseño de páginas web, que analizarán todos los datos y nos darán las pautas a seguir en nuestra estrategia comercial.

Por último, una campaña de anuncios en diferentes sitios (otras páginas web, Facebook, etc), que nos den visibilidad y hagan que los usuarios se interesen por nuestro producto. De nuevo, el papel de los profesionales es fundamental, ya que diseñar un buen anuncio puede proporcionarnos muchos más clientes que si lo hacemos nosotros mismos.

En resumen, no debemos temer dar el salto al negocio online, pero debemos hacerlo con cabeza y, a ser posible, guiados por alguien que nos entienda y sepa lo que queremos.

AUTOR: Fernando Cantillo

Tagged: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


 

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Si quieres estar al día sobre las noticias y tendencias que se mueven en el Mundo de la Publicidad, el Marketing y la Comunicación, este es el lugar perfecto.

Esta infomación nunca será compartida con terceros