13 enero, 2016 Social Media

Be smart. Be mobile

Los dispositivos móviles con internet están por todas partes. Y no solo hablamos de smartphones o tabletas. El coche o incluso el reloj ya cuentan con acceso a la Red, lo que favorece la expansión del fenómeno de la movilidad, algo que también afecta a la gestión empresarial entre las pymes y grandes empresas.

El estudio ‘La economía del Internet móvil en Europa’ realizado por The Boston Consulting Group para Google, estima que para el 2017, solo en Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido los ingresos generados por el internet móvil aumentarán hasta los 230.000 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 25% anual.

Se espera que este incremento no provenga de un aumento de precios, sino que esté impulsado por unas conexiones mejores y más asequibles, por las aplicaciones, el contenido y los servicios derivados de este ecosistema, además de por la rápida expansión de las compras y la publicidad a través de dispositivos móviles, como hemos contado en WIMIT.

En este contexto tan competitivo y con tantas opciones de desarrollo, la movilidad no se puede reducir a un sistema con prestaciones limitadas, como la mera posibilidad de estar conectado en cualquier parte y en todo momento. El concepto debe de ir mucho más allá. La movilidad debe transformarse es un ecosistema sustentado en cuatro pilares, según David Rodríguez, responsable de tecnologías móviles en el área de Innovación Estrategia y Evolución Tecnológica de Vector ITC Group:

Independencia o be on: la movilidad implica independencia. Cualquier gestión se puede realizar desde un dispositivo.

Comunicación o be connected: la movilidad implica estar siempre conectado, que el usuario puede acceder en el momento a todo lo que pasa a su alrededor.

Información o be data: la información que el usuario genera (geolocalización, compras o interacción en RRSS) queda recogida en el dispositivo, así que el móvil podrá recordar al usuario que es el cumpleaños de su madre y que el año pasado le compró flores. En base a esa información, le recomendará una floristería con descuentos en un local cercano.

Inteligencia o be smart: la inteligencia móvil es una evolución, una consecuencia de los pilares anteriores. El verdadero reto de la movilidad es su capacidad para ser inteligente, de aportar mucho más. No es suficiente con la recopilación de información. Debe ser útil para el usuario. Que el dispositivo la analice y genere en función de su estilo de vida. Be Smart. Be Mobile

Debemos tener en cuenta además que en poco tiempo tendremos en nuestros manos dispositivos que sustituirán todo lo que podemos llevar en los bolsillos: tarjetas de crédito, documentos de identificación o llaves. Los trámites se podrán realizar en todo momento y desde cualquier lugar. Los asistentes personales seguirán además avanzando hasta que llegue el momento en que el propio dispositivo conozca no solo nuestros gustos, sino que se anticipe a nuestras necesidades.

Está claro que los avances más importantes en movilidad para este año que comienza son los pagos con el dispositivo, los nuevos wearables y todo el abanico de posibilidades que abre Internet de las Cosas: televisión conectada, drones, coches y casas inteligentes. Y ahí deben estar los comercios, preparados para lo que ya está ocurriendo.

AUTOR: Fernando Cantillo

Tagged: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


 

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Si quieres estar al día sobre las noticias y tendencias que se mueven en el Mundo de la Publicidad, el Marketing y la Comunicación, este es el lugar perfecto.

Esta infomación nunca será compartida con terceros