24 febrero, 2016 Social Media

¿Aún no tienes 4G? Pues llega el 5G

Hace exactamente un año, en el Mobile World Congress 2015, Ericsson nos mostró cómo será el futuro y las conexiones 5G. Es el momento de echar un vistazo a ese futuro más cercano para ver cómo cambiará nuestra vida cuando entre en funcionamiento.

Pero antes debemos saber exactamente qué es el 5G. Podríamos decir que es la quinta generación de las conexiones inalámbricas. Se diferenciará del 4G en que será mucho más rápido, con un tiempo de respuesta menor (latencia casi inexistente) y en que se podrán enviar muchos más datos a través de varios canales simultáneos desde una sola antena.

Todo son beneficios. Entonces ¿por qué aún no está disponible? Pues por dos motivos: técnicos y políticos. Primero es necesario conseguir una estandarización y lograr que sea universal y el mismo para todos. El plan de acción que se está desarrollando desde el 2012 calcula que se logrará en el año 2018.

En cuanto a los motivos técnicos, aunque ya existen pruebas realizadas por Ericsson o Samsung, entre otros, está previsto que una vez conseguido ese estándar universal se comiencen a desarrollar dispositivos que puedan aprovechar esa nueva tecnología hasta que en el 2020 comience el despliegue general del 5G.

¿Qué significará disponer de 5G? Pues, básicamente, transmitir y recibir muchos más datos en mucho menos tiempo. Pensemos por un momento si pudiéramos enviar enormes cantidades de datos (estamos hablando de Gigas y Teras) que llegaran a su destino prácticamente al instante, las posibilidades serían enormes: retransmisiones en 4k sin pérdida de calidad (ni retrasos o lag); internet de alta velocidad en AVE y aviones: wearables realmente conectados, en todo momento, enviando y recogiendo datos constantemente (datos del medio ambiente, sobre nuestra salud, geolocalización instantánea…); sensores en las ciudades que nos hagan saber al instante datos sobre tráfico, emergencias, contaminación.

Los coches podrían medir la distancia con otros vehículos, lo que disminuiría el riesgo de accidente, se podría controlar de forma remota la maquinaria industrial o incluso realizar operaciones quirúrgicas a distancia. De hecho, hasta se ahorrará energía ya que los dispositivos necesitarán menos tiempo para recibir más datos, lo que repercutirá en la batería de los móviles.

El 5G está a punto de llegar y promete también eliminar las actuales zonas sin cobertura que no disponen ni de 4G todavía. Esperamos que en cuatro años podamos comenzar a ver cómo se desarrolla este futuro.

AUTOR: Fernando Cantillo

Tagged: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


 

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Si quieres estar al día sobre las noticias y tendencias que se mueven en el Mundo de la Publicidad, el Marketing y la Comunicación, este es el lugar perfecto.

Esta infomación nunca será compartida con terceros